mejor-caldera-para-hogar

Qué tipo de caldera escoger para nuestra casa

Durante estos hostiles inviernos, contar con una caldera en casa es totalmente imprescindible, ya sea que nuestro sistema de calefacción se dañe o porque necesites una instalación desde cero, podemos ayudarte.

A continuación encontrarás un artículo destinado a que conozcas los aspectos más importantes al momento de elegir una caldera y disfrutes de una calefacción adaptada a tu hogar.

¿Qué tipos de calderas existen?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que existen una gran variedad de modelos y tipos de calderas que pueden diferenciarse tanto por el tipo de combustible y tecnología, como por su tipología.

expertos-en-calderas-calefaccion

Según su combustible utilizado

  • Gas natural, a través de un sistema de canales. Este tipo de caldera es uno de los menos contaminantes de todos. Se recomienda una limpieza profunda una vez al año, preferiblemente antes de invierno.
  • En el caso de las calderas de gas butano, también conocido como gas propano, de igual forma es canalizado y usado en lugares no muy fríos donde los requerimientos de calefacción no son muy altos.
  • Las calderas de gasoil son las más recomendables para las viviendas que no tienen acceso a las redes de gas canalizado. Al tener que almacenar su propio gas, estas necesitan de mayor espacio. Este tipo de calderas calientan muy rápido y su mantenimiento es más fácil que el resto.

Según su tipología:

caldera-estanca

  • Atmosféricas: Son las calderas que utilizan el aire del habitáculo donde se encuentran para la combustión. Este tipo de instalaciones están prohibidas en algunos países desde hace varios años, debido a sus altos niveles de sustancias contaminantes.
  • Las estancas son el tipo de calderas que más se comercializan y están inundando el mercado actual. Su nombre se debe a que la combustión se lleva a cabo en una cámara estanca.

Dentro de la tipología de las calderas estancas, se encuentran:

  • Las calderas de bajo Nox, son aquellas calderas que emanan muy bajos niveles de óxido de nitrógeno, lo que resulta en un menor impacto medioambiental.
  • Las calderas convencionales son un tipo de calderas que cada vez se utilizan menos en Europa. La normativa europea prohíbe el uso de la mayoría de ellas debido al alto nivel de emisiones de gases dañinos.
  • Las calderas de condensación son el tipo de calderas más recomendadas en la actualidad, ya que mantienen una mayor eficiencia y ahorran hasta un 30% de combustible con relación al resto de calderas.

Puntos a tener en cuenta antes de comprar una caldera

instacion-calefaccion

  • El tipo de vivienda donde se piensa instalar, ya que no es igual un adosado que un piso, por ejemplo.
  • El clima donde vives es un aspecto determinante, puesto que ciertos lugares son para ciertos tipos de calderas, esto se debe a que la temperatura exterior es un importante condicionante para su óptimo funcionamiento.
  • Siempre se recomienda que la casa tenga un buen aislamiento, esto permitirá que se caliente más rápido y con un óptimo consumo energético y económico.
  • El tipo de combustible que escojas dependerá del tipo de vivienda que tengas, el espacio disponible o los servicios públicos con los que cuente la casa. Por ejemplo, existen zonas donde el gas natural no está disponible en casas, o apartamentos donde existe espacio suficiente para un depósito de gasoil.
  • Como último aspecto, debes tener en mente si le das prioridad al agua caliente sanitaria sobre una mayor potencia de calefacción.

¿Qué potencia necesita mi casa?

La potencia necesaria para el funcionamiento de una caldera de gas se refleja en su etiqueta energética, en donde se señala la potencia térmica nominal para la calefacción en la medida de Kw.

Ten en cuenta que siempre será necesaria mayor potencia para el agua caliente que para la calefacción del hogar en sí. Por ello, tenemos que elegir la potencia según el uso para generación de ACS que pensemos darle.

Como línea general, podemos señalar que para un máximo de 100 m² la potencia debe estar alrededor de los 15 o 20 kw, en cambio, para hasta 180 m² la potencia debe ser de hasta 28 kw y para más de 180 m² a partir de 30 kw. Siendo una media de 150 W por cada metro cuadrado de la casa.

Ahora que ya cuentas con todos los conocimientos necesarios para hacerte con tu caldera, es momento de tomar una decisión y contactar con un especialista. ¡Pero recuerda valorar la opción de las estufas de pellets! Una alternativa sostenible y económica para calentar tu hogar de manera cómoda y limpia que puedes encontrar en Ferroestrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *